‘ACRÓBANTA Y ARLEQUÍN’. EL CIRCO IMAGINARIO DE PABLO PICASSO

Acróbata y Arlequín, es un proyecto escénico-musical inspirado en el universo del circo de Pablo Picasso, en su etapa rosa (1904-1907) y la música de las primeras vanguardias a través de los compositores Erik Satie y Francis Poulenc.

Creado por La Maquiné, compañía fundada por Joaquín Casanova y Elisa Ramos en 2008, el espectáculo es interpretado con piano y canto lírico, escenificado con actores, títeres, sombras, objetos y proyecciones. Un actor y cantante hará el papel de narrador con el objetivo de guiar al público más pequeño. El interés es llevar la ópera a los primeros oyentes y nuevos públicos, entendiendo que la ópera es música instrumental y voz.

Este proyecto une a varias de las grandes figuras del siglo XX motivados por el mismo espíritu y gusto por las formas de arte popular como es mundo del circo y la Comedia del Arte. La propuesta es una aproximación privilegiada a la gran música del siglo XX con Picasso como eje, razón y límite. Además, la temática circense es muy apetecible para cualquier público y el guiño a Picasso para los más entendidos hará disfrutar a todos por igual, sea cual sea el nivel cultural.

El proyecto tiene una selección de piezas inspiradas en la relación de Picasso con los poetas y músicos en el Paris y la Barcelona de principios del siglo pasado.

Como punto de partida musical se utilizará la pieza de Satie para el ballet Parade, compuesta en 1917 para el ballet ruso de Serguéi Diáguilev. Esto permite rescatar una partitura que ha sido poco frecuentada en grabaciones y conciertos y entender por qué fue una revolución en todos los aspectos.

A través de las diferentes piezas musicales, la escena se desarrolla a modo de concierto didáctico escenificado. Las canciones seleccionadas se basan en poemas de Apollinaire, Lorca, Éluard o Aragón.

La música está estructurada a través de una cuidada selección de obras de Satie y Poulenc donde se pretende un universo musical lleno de contrastes. Ambos compositores tienen un tratamiento de la música vocal que los hace idóneos para un primer contacto con el canto lírico, ambos compositores se mueven en un espacio que transita entre la tradición lírica romántica y la canción popular de contornos claros, sencillos y encantadores.

Para desarrollar la historia se han basado en las vivencias y la atracción de Picasso por el circo. En 1887, siendo aún adolescente, ve los circos que pasan por Barcelona a fines del siglo XIX. En aquella época queda especialmente fascinado por el circo ecuestre de Tivoli donde trabaja la joven amazona Rosita de Oro. Ella le abrió las puertas al mundo mágico del circo, no sólo del espectáculo, sino de su trastienda, de la vida cotidiana de payasos y saltimbanquis, con sus incesantes entrenamientos, sus dificultades y alegrías.

La acción transcurre principalmente en la puerta de entrada a la carpa de un circo de principios de s XX.

La obra está formada por diferentes números de circo donde surgirán los personajes tipos en un circo de antaño donde había escenas de animales, porque aquí todo es posible a través de los títeres de diferentes escalas y tamaños. Escenas que reforzarán y enlazarán con la historia principal creando gran dinamismo y que serán alguno de los momentos más divertidos y de gran emoción para el público más pequeño.

La dirección del proyecto corre a cargo de Joaquín Casanova y Elisa Ramos, con una amplia trayectoria en producciones para público joven. Destacando varios premios de gran prestigio nacional como el premio MAX de las Artes Escénicas. El músico y compositor granadino José López-Montes asiduo colaborador de La Maquiné ha realizado los arreglos y la adaptación musical para que encaje con la escena y formen un conjunto escénico musical completo.

La obra se estrena el 30 de abril de 2019 dentro de la programación del Gran Teatre del Liceu de Barcelona.